(i) Trazabilidad del dato

La trazabilidad del dato es la pieza angular sobre la que se basa el control contable moderno en Europa. El arma silenciosa, pero incansable que vela por la estabilidad económica de la zona Euro.

Trazabilidad del dato
Descuadres

Explicamos a continuación, evitando tecnicismos, en qué consiste, como se implementa y los beneficios aporta a la estabilidad económica:

Desde su invención, la contabilidad y los datos contables almacenados en papel y posteriormente en sistemas automatizados de información, son una gran herramienta para el control interno básico de gastos e ingresos.

Es de obligatoria confección y entrega a los organismos reguladores.

El registro de movimientos está basado en la fecha, en que se produce cada acción financiera. Los bancos, como tesoreros principales y cooperantes de la actividad económica, no solo están obligados a mantener su contabilidad interna, sino que además son una fuente que debe informar también a los organismos reguladores y de control.

Los movimientos contables tienen siempre asociado un número de cuenta contable. Se trata de un código numérico, que tiene una estructura concreta predefinida y que se usa para codificar e identificar la misión del movimiento económico.

El plan contable, es el conjunto de cuentas contables vigentes, y que urgen y deben ser usadas para la confección de la contabilidad. Se va actualizando con el tiempo, a medida se precisan regular nuevas actividades.

Hasta aquí el sistema tradicional de contabilidad.

En un momento dado, allá por el 2014-2016 comienza a detectar muchas anomalías en la zona euro. Algunos países, en la cuerda floja, necesitan que alguno de sus bancos sean saneados y aparecen supuestos casos de corrupción política que han ido confirmando o archivándose en los últimos años.

La trazabilidad del dato contable consiste en la inclusión de un número secuencial que se estampa junto al movimiento contable.

Ese número secuencial se conserva siempre asociado al registro contable básico. Una vez generado y asociado al movimiento contable, ya siempre queda asociado al mismo, y lo acompaña en todo el proceso de cuadre contable.

Lo más práctico es construir ese estampador de números con un nombre de secuencia asociado a la naturaleza del producto bancario, como por ejemplo :

“2019PAS00000000001” serviría para identificar el primer movimiento del año 2019 del tipo de producto PASivo.

La misma secuencia de letras y números, pero terminada en 2, en lugar de uno, identificaría al siguiente movimiento y así sucesivamente.

La gran utilidad de no perder el origen de la información dentro de todo el proceso de cuadre contable, es principalmente que en caso de descubres o de investigación fiscal, es fácil localizar el conjunto global de apuntes contables que dan origen al descuadre.

Esto confecciona un hilo conductor en la información financiera que permite al organismo de control, tirar de él, para saber que titulares están originando los descuadres contables, el volumen de los mismos y minimizar al máximo el conjunto de personas necesarios para investigar las diferencias detectadas.

Licencia Creative Commons

 Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.